Por Ariel Daza

Desde hace varias semanas, Ívan Márovic, un paseador de perros de Tres de Febrero de 29 años, venía motivado con la idea de comprarse una motocicleta nueva, y el permiso otorgado por el Gobierno Nacional para los trabajadores de su rubro parece haberle dado el último motivo que le hacía falta para tomar la decisión. “Tengo que viajar de Ciudadela a Palermo cuatro veces por semana, y el transporte público va a ir empeorando por las filas eternas, por eso elijo comprarme una moto, más que nada por un tema de tiempos, y también de salud, para evitar el contacto con los demás”, confesó este joven que ya decidió dejar los colectivos y el tren de la línea San Martín, por la compra de dicho vehículo para sus futuros desplazamientos urbanos.

El escritor y ambientalista estadounidense Edward Abbey aseguró: “Un hombre a pie, a caballo o en bicicleta ve más, siente más y disfruta más en una milla que los turistas motorizados en cien millas”, en referencia a las ventajas de la micromovilidad en comparación con los automóviles o el uso de transportes públicos, y este fue el tema central de otra mesa redonda virtual liderada por Alex Contreras, CEO de Grupo Founders; Jorge De Titta, Presidente de CADECOM; Daniel Tigani, Director Ejecutivo de CIMBRA; Mario Oriente, Presidente de CEMMARA y Sergio Fernandes, Director Ejecutivo de CADECOM.

Al no existir aún una vacuna y con el virus circulando y multiplicando la cantidad de infectados, el distanciamiento social seguirá siendo un mandamiento, por lo tanto, la postcuarentena es el escenario ideal para el auge de la micromovilidad. Bicicletas, motos y monopatines eléctricos están ganando un lugar que obligará a reformular espacios y hábitos. En este sentido, De Titta señaló: “es insostenible que un camión de cuatro toneladas circule por la Capital y entregue un paquete de 200 o 300 gramos porque el costo de equipo, personal y mantenimiento es elevadísimo. Eso se puede suplantar por un tres ruedas con un motor eléctrico”.

Jorge De Titta

En lo que refiere al plano ecológico, el presidente de CADECOM (Cámara Argentina de Concesionarias de Motos) sostuvo que un camión emite gases y, por ende, contamina, y por tal motivo ya existen ciudades del mundo donde está prohibiéndose la circulación con vehículos a combustible, y  que dicha tendencia va a aterrizar en Argentina lentamente en los próximos años.

Al ser consultado por el presente de su rubro, atravesado por la crisis provocada por la pandemia del COVID-19, De Titta fue optimista ya que, a pesar de confesar que fue uno de los sectores más castigados porque estuvieron tres meses cerrados, y recién a mediados de agosto pudieron abrir al 70 por ciento, enfatizó: “en la parte virtual crecimos porque creamos un sitio bien posicionado, y hemos vendido casi lo mismo que cuando teníamos  22 sucursales abiertas, de las cuales varias fueron cerradas definitivamente y otras están en veremos”.

Además, el empresario hizo referencia al cambio de modalidad para la compra de una motocicleta que se dio en los últimos tiempos, y aseguró: “comprobamos que la gente por miedo o comodidad no se acerca a las concesionarias a hacer la elección de una moto. Antes era imposible pensar eso pero ahora la gente busca en los catálogos, en los comentarios de los foros, se nutre de otro tipo de información y no solo se guían en verlo físicamente, y eso creo un mercado nuevo e importante. Gracias a ese cambio nos sostuvimos”.

Mario Oriente

Por su parte, Mario Oriente, actual presidente de CEMMARA (Cámara de Empresas de Mensajería por Moto y Afines de la República Argentina) analizó los cambios que experimentó a lo largo del tiempo el rubro de la mensajería debido a que fue uno de los sectores más perjudicados por la evolución de la tecnología como el fax, el mail y la computadora, y confesó: “nosotros estamos cubriendo trabajo que perdimos con nuestra actividad tradicional, y redireccionamos nuestra actividad por la paquetería. Todo el trabajo que teníamos antes por un gestor en moto calificado, que hacia tramites de todo tipo, hoy lo hacemos con entrega de paquetes teniendo como operador mayoritario a Mercadolibre”.

A su vez, el empresario local ejemplificó la evolución de su rubro al mencionar el caso particular de la aplicación Enviosya, al asegurar que es la única que tiene autorización para ejercer como tal por el ex Ministerio de Comunicación, gracias a un desarrollo que hizo la Cámara para evitar la caída de dicha actividad. “La gestión de mensajería se va a tener que digitalizar si o si, porque nosotros podemos reubicar la gente para trabajar pero es muy difícil porque no es lo mismo la mentalidad de un trabajador que reparte electrónicamente, que la de un trabajador que está ocho horas arriba de una moto”, agregó.

Daniel Tigani

Por otra parte, Daniel Tigani, Director Ejecutivo de CIMBRA (Cámara Industrial de la Motocicleta, Bicicleta, Rodados y Afines) hizo hincapié y remarcó los puntos positivos del auge de la micromovilidad al sostener que en los últimos años la bicicleta se convirtió en un producto aspiracional, ya que dejó de ser el medio de transporte de la clase baja, y ahora brinda status porque es saludable, descongestiona las ciudades y no contamina.

“No me llamaría la atención que en poco tiempo estemos recordando este año como un trampolín para una serie de cambios porque los medios de transporte masivos no volverán a ser lo que eran, por eso pienso que una bicicleta eléctrica hoy debería estar a un precio accesible, pero está todo frenado por intereses de las multinacionales de motor a explosión”, reconoció el empresario con respecto a las trabas que atraviesa esta tendencia novedosa de la micromovilidad.

En lo que refiere a los problemas no resueltos a nivel empresarial de este rubro, De Titta señaló uno: hoy en día uno puede registrar una moto en forma online, pero falta el tema de la firma digital debido a que aún no tiene todavía legalidad, así que una vez que esté implementada cualquier persona va a poder dar de alta una moto y patentarla a través de un sistema web. Siguiendo la misma línea, Oriente remarcó la falta de sistemas de gestión, y sobre todo capacitación digital para que los trabajadores aprendan sus nuevas herramientas laborales.

SERGIO FERNANDES DIRECTOR EJECUTIVO
Sergio Fernandes

Para ejemplificar este cambio, el titular de CEMMARA aseguró: “Hoy podés trabajar en mensajería sin tener una moto, pero si no tenés celular es imposible. Es la herramienta principal de trabajo porque pasa todo por ahí, de hecho para los trabajadores pasa a ser un delegado virtual y para nosotros es un controlador”.

En otro orden, en lo que concierne a la relación actual entre empresarios y el Estado, Tigani  comunicó que CIMBRA realizó tres acuerdos: junto al Gobierno Nacional lanzó hace unos días un plan para la adquisición de motocicletas con una tasa subsidiada y con plazo; con el Gobierno bonaerense existe, a través del Banco Provincia, un plan para adquirir bicicletas y motos; y con el Gobierno de la Ciudad, un plan para financiar bicicleterías, no para financiar bicicletas con financiación del Banco Ciudad.

Alex Contreras

Además, el empresario local lanzó otra novedad al comentar que en las últimas semanas estuvo en contacto con una empresa de La Rioja, y que con apoyo del gobierno provincial y de fabricaciones militares, estuvo desarrollando una motocicleta nacional con un chasis con una estandarización que permite tener seis modelos de motocicleta convencional y seis modelos de motocicleta eléctrica, en una misma plataforma.

Al ser consultado para una reflexión final acerca de la tendencia al uso de la micromovilidad, De Titta opinó que dicho auge tiene un mercado bastante informal porque estaba acostumbrado a la pequeña fábrica de gente emprendedora con mucha fuerza, y recién ahora eso se está empezando a reciclar por las nuevas tecnologías, y por tal motivo aún existen empresas con mucho trabajo manual porque lamentablemente “no hay una máquina para hacer motos en la línea de montaje”.

Además, el líder de CADECOM reveló que existe un diálogo fluido con CIMBRA, CAFAM (Cámara de Fabricantes de Motovehículos) y CAM (Cámara Argentina de la Motocicleta), y este es un aspecto positivo porque entre las tres entidades nuclean gran parte del ecosistema empresarial vinculado a la micromovilidad del país, y sentenció: “todos jugamos en la misma cancha y pateamos para el mismo arco, no al revés como pasaba antes donde había una guerra entre fabricante contra concesionarios y eso nos costó mucho superarlo”.

Para finalizar, Alex Contreras resumió gran parte de esta charla en pocas palabras al puntualizar que en la Ciudad caminar 20 cuadras es un trabajo cansador para el común denominador, algo que no sucede con un habitante del resto de las provincias, y por tal motivo existe una gran cantidad de gente que prefiere tomar un colectivo para cubrir ese trayecto. Pero existe otras miles de personas que evita este accionar al elegir una bicicleta, un monopatín eléctrico o una moto, como por ejemplo Ívan, el paseador de perros que apuesta por la micromovilidad y es socio de un club que cada día va captando más adeptos.