Por Ariel Daza

La evolución humana y su continuo crecimiento estuvieron marcados, entre otros factores, por la constante innovación en todas las áreas de desarrollo, debido a que tanto en política como en el mundo de los negocios se habla de la innovación como la solución a la crisis, como por ejemplo el actual presente a nivel nacional e internacional que está atravesando el planeta por culpa de la pandemia del Coronavirus.

El expolítico hindú Jawaharial Nehru afirmó que las crisis cuando ocurren al menos tienen la ventaja de que “nos obligan a pensar”, y en este surgir del pensamiento, en condiciones no favorables, es cuando salen a relucir las mentes de los emprendedores, como sucedió en una mesa redonda virtual liderada por Alex Contreras, CEO de Grupo Founders; Santiago Pinto Escalier, fundador de Bumeran; Alejandro Mashad, Director de Entrepreneurship de la Universidad de San Andrés; y Ernesto Mendizábal, CEO de OLX Autos.

Este selecto y experimentado grupo de líderes de negocios utilizó una simple pero eficaz analogía al comparar el arte de amasar y cocinar una pasta de alta calidad con la destreza y habilidad del emprendedurismo de pensar una idea y transformarla en algo tangible y redituable.

En un primer paso, los disertantes se centraron en la harina y su ideal preparación para la elaboración de una masa, y la compararon con la génesis de todo emprendedor que es el detectar los problemas y las necesidades de los demás.

En este sentido, Mashad utilizó el ejemplo exitoso de Uber como un nuevo modelo de negocios porque solucionaron un antiguo y conocido problema con una solución novedosa e innovadora, y aseguró: “hoy primero se intenta detectar una necesidad no cubierta; y quién tiene esa necesidad no cubierta. Y si es relevante o no, para saber si se animan a pagarlo”.

La pandemia: una ducha fría para los emprendedores - Universidades  HOY
Alejandro Mashad

El disertante además unió este concepto de la harina (detectar una necesidad) con la actualidad de los negocios y la economía de los argentinos atravesados por la cuarentena desde hace más de seis meses, desde una mirada positiva y aseveró: “Vivimos en un momento de revolución, el mundo ya no es lo que era, y la nueva forma de comprar, trabajar o divertir en gran medida va a ser definida por los emprendedores porque es un magnifico momento para ellos al aparecer grandes grietas”.

Siguiendo la analogía de la harina, Mendizábal opinó que en Argentina los problemas y necesidades no cubiertas no son muy difíciles de detectar “porque nos topamos con ellas a diario”, por lo cual la verdadera dificultad está en la objetividad del empresario.

“Los emprendedores somos muy tercos, nos enamoramos de nuestras ideas y podemos equivocarnos. Por eso opino que hay que ser más objetivos”, enfatizó.

Además, el CEO de OXL Autos narró y describió su propia experiencia como ejemplo, debido al cambio y a la innovación en los procesos de dicha compañía, al confesar: “Rediseñamos y digitalizamos los procesos al hacer 35 preguntas en un cuestionario antes de comprar un auto, porque ahora es todo por celular. Y nuestros números son mejores que los otros países de Latinoamérica”.

El cofundador de Bumeran que busca empresas locales en las que invertir |  Apertura Negocio | El Cronista
Santiago Pinto Escalier

Por último, Pinto Escalier abordó la temática del detectar problemas para luego ser solucionados, desde el concepto académico de las “seis D” elaborada por el emprendedor canadiense Salim Ismail: digitalización, todo aquello representado por unos y ceros, que puede propagarse a una velocidad impresionante, reproducirse infinitas veces, compartirse sin ningún tipo de límites, con un una automatización y una rapidez que incrementa la escalabilidad exponencialmente; decepción, un período durante lo digital nos frustra pero nos hace repensar.

Seguimos con disrupción, etapa donde se produce la ruptura, el cambio radical de un paradigma donde las pequeñas empresas se ven favorecidas y las grandes compañías no porque según el orador argentino “a un elefante le cuesta mucho darse vuelta”; desmonetización, fase donde se produce la eliminación de dinero que se pagaba por los bienes; desmaterialización, período similar al último pero con la salvedad de que se produce la desaparición de los bienes y servicios en sí; y democratización, etapa donde luego de la desmonetización y desmaterialización, todo se democratiza y más personas pueden acceder a ello.

Siguiendo con esta analogía de la elaboración y fabricación de una pasta casera, en un segundo paso, los empresarios argentinos profundizaron la idea de hidratar dicha masa elaborada, al analizar y destacar la importancia vital de un óptimo grupo de trabajo. En este sentido, Mashad opina que el armado de un equipo es la primera condición que va a observar la gente que va a invertir, aún más que la necesidad a resolver. “Es mejor un excelente equipo con una mala idea, que un mal equipo con una excelente idea”, agregó.

En lo que respecta a la construcción de equipo de trabajo, el representante de la Universidad de San Andrés los divide y diferencia en dos subgrupos: en primer lugar destaca a los fundadores, los que identifican la necesidad, los que utilizan su convencimiento como motor, las personas que sacan a relucir toda su creatividad para extraer agua de las piedras, y al mismo tiempo tener la flexibilidad suficiente para cambiar el modelo de negocios si es necesario.

PressReader - El Cronista comercial: 2019-11-12 - OLX adquiere a la alemana  Frontier Car Group por u$s 400 millones
Ernesto Mendizábal

Por su parte, Mendizábal expone su visión de este apartado desde su experiencia propia al relatar la competencia que vivió como parte de la compañía DeRemate, y su lucha constante con Mercado Libre, al comentar una exposición que realizó en la Universidad de Harvard junto a otros compañeros de trabajo, en la cual luego del cierre, una oyente se puso de pie para confesar que trabajaba en la empresa multinacional EBay y que dicha compañía prefirió realizar alianzas con Mercado Libre por encima de ellos, por el mayor nivel de equipo que tenía, y que dicha característica inclinó definitivamente la balanza para la organización liderada actualmente por Marcos Galperín.

Por último, en lo que respecta al armado de grupos de trabajo, Pinto Escalier utilizó el concepto de servant leadership elaborado por el empresario estadounidense Robert Greenleaf, al opinar que un verdadero líder está al servicio del equipo y se comporta como un director de orquesta, ya que no toca ningún instrumento pero organiza al resto, y eso es lo que logra el amalgamiento de un grupo. “Todos los emprendedores se juntan con amigos o gente que piensa parecido. Lo ideal es estar con alguien que piense diferente pero tenga buen dialogo”, esbozó el fundador de Bumeran.

En un tercer y último paso, en esta analogía culinaria/empresarial, la temática abordada fue la comparación de la levadura, elemento esencial para que una masa casera tome altura, forma y estabilidad, con la búsqueda de financiamiento. En primera medida, Pinto Escalier buscó diferenciar los distintos tipos de emprendedores, ya que por un lado están los que quieren perdurar, y por otra parte se ubican aquellos que buscan inversión para vender inmediatamente.

Alex Contreras

Desde otro punto de vista, Mashad destaca la importancia de que un emprendedor se interesa, conozca y entienda sus propios números y finanzas. “Hay que saber manejar y conocer el cash flow, no le dejamos eso a la contadora porque un emprendimiento no vive de percepciones, porque cuando hay que pagar los sueldos hay que poner un peso arriba del otro”, exclamó. Finalmente, Mendizábal fue el encargado de tener una mirada más crítica al respecto a la inversión local, al asegurar que Argentina es “el peor lugar para conseguir dinero”, por eso mismo cada emprendedor tiene que saber “qué guerras pelear y cuáles puede ganar”.

A modo de cierre, todos los disertantes y empresarios locales coincidieron en la idea de que uno no nace emprendedor, se hace al andar, y les comunicaron al resto de los oyentes de esta mesa redonda virtual a través de zoom, que el arte de emprender consiste en ir fracasando sin perder la motivación en el camino. Y finalmente, luego de recibir esta guía culinaria con sus respectivos tips, recetas y consejos, todo futuro emprendedor es capaz de realizar, hornear y comer una pasta al nivel de los mejores restaurantes italianos.